lunes, 19 de junio de 2017

CORPUS CRISTIE 2017

Altar en la calle
18 de junio de 2017
Salió un día tremendo como nos tiene acostumbrados este fin de primavera, que más parece duro y puro verano. A la hora habitual nos acercamos a la iglesia para participar en la fiesta del Corpus y acompañar a los dos niños y una niña que este año habían hecho la comunión, aunque en Cerezo solamente la hizo Nerea. Los chavales iban con sus mejores galas y sus cestaños llenos de pétalos de flores.
El Corpus es el único día de año que se celebra la misa antes de la procesión así que asistimos a misa cantada y después iniciamos la procesión con el Santísimo bajo palio. Cual fue nuestra sorpresa cuando en vez de bajar por el pecho de Pito para hacer el recorrido por el pueblo, nos llevaron al altar que habían puesto justo al lado de la iglesia, allí se hizo la tradicional ofrenda y lanzamientos de pétalos a la custodia. Y se acabó, la comitiva dio la vuelta y volvimos a la iglesia. Ha sido la procesión más corta en toda la historia religiosa cerezana, si descontamos los años que se le sacaba a San Isidro a la barandilla de al lado de la iglesia. Aquí hicimos unos quince o dieciséis metros más. Mira, no nos dio tiempo ni a ponernos las gafas de sol, y mucho menos a sudar. A los chavales les supo tan a poco que cuando entraron a la iglesia tiraron dentro los pétalos que les sobraban en la ofrenda final a la custodia.

Nerea escoltada por Álvaro y Markel






















jueves, 15 de junio de 2017

NACIMIENTO DE AMAIA


Imagen de Amaia que me ha mandado la abuela Mari Luz. Muy guapa la moza.
25 de marzo de 2017
Hace ya unos meses que nació en Vitoria Amaia, hija de Carmen y Mikel.  Ya me había enterado de la noticia hace tiempo ya que la niña es familia mía. El padre es hijo de Mari Luz  y de mi primo Tomás.
Además de conocerla en fotos pude verla en vivo en la Romería de San Vitores.
Bien maja está.
Aunque ya les he felicitado en persona, repito las felicitaciones por escrito a toda la familia.
Carmen y Mikel, padres de la criatura en una foto de archivo.
El abuelo en el Rincón en sus años mozos.

domingo, 11 de junio de 2017

XVI CALZADA ROMANA 2017

Cartel del evento
10 de junio de 2017
El encuentro alrededor de la Calzada Romana que congrega a los pueblos próximos a la misma, llegó a su XVI edición. Los ayuntamientos y asociaciones organizadoras y colaboradoras de Briviesca, Cerezo y Quintanilla San García habían organizado todo para que tan interesante actividad continuase un año más.
Los augurios vaticinaban que iba a hacer un calor de lo lindo pero amaneció con el  cielo encapotadillo y se estaba de maravilla. A la nueve habíamos quedado en Las Escuelas para la salida y allí nos juntamos 11 personas, incluidas un grupito de Redecilla. Nada que ver con los años gloriosos en los que nos llegamos a juntar unas cuarenta personas, pero es lo que ahí. Los que fuimos éramos pocos pero valientes, así que aprovechando que la mañana estaba ideal, y tras una breve parada en el puente romano sobre el San García para tomar un poco conciencia del motivo del paseo, emprendimos la caminata. Tranquilos pero sin pausa, así llegamos al lugar del encuentro prácticamente los primeros, hecho poco habitual ya que normalmente llegábamos de los últimos. En Carraquinea nos encontramos los caminantes de los tres pueblos y allí almorzamos, charlamos un rato y nos hicimos las fotos de familia. 
Para cuando emprendimos la marcha para San García el sol ya se había enseñoreado del cielo, y la temperatura aumentó notablemente, pero bueno, la distancia no era muy larga y el camino era pecho abajo, y ya sabemos lo que dice el refrán.
Llegamos al pueblo y después de bebernos unas cervecitas reparadoras haciendo tiempo para que la paella estuviese en su punto, nos sentamos a comer. Aquí no estuvimos listitos y el lugar que nos tocó en la calle, aunque teníamos sombrillas hacía bastante calor, pero bueno se aguantó bien.
Terminada la comida y la agradable sobremesa en la que no podía faltar las buenísimas rosquillas con las que todos años nos obsequía el pueblo de San García. Álvaro, guía oficial, nos hizo un recorrido por el pueblo. Empezamos en su monumental iglesia, ahí sí que se estaba bien fresquito, daba gusto. Pudimos disfrutar de una buena lección de arte y de historia y contemplar la bien cuidada iglesia. Los de Cerezo pusimos especial atención en las imágenes y referencias a San Vitores, que hay unas cuantas.
Después recorrimos el pueblo donde disfrutamos de las vistas de la fuente y el pilón, sus arregladas y cuidadas casas y calles, sus bonitos rincones y subimos a los restos de la iglesia de San Andrés y el Monumento al Tractor. Allí siguió la lección de historias y después bajamos por el otro barrio del pueblo hasta la Plaza. Besos, despedidas y parabienes, la verdad es que da gusto el trato y el buen hacer de las gentes de San García. Y vuelta a casa a media tarde. Una ducha reparadora y final de un día estupendo.
Al año que viene, Dios dirá.